Información

Empresa

La destilería Pazo de Valdomiño se ha convertido en todo un referente en cuanto a elaboración y distinción de aguardientes y licores tradicionales de Galicia se refiere. Cuidada materia prima, calidad y diseño se fusionan para dar vida a productos y gamas que, por sus características únicas, nunca pasan desapercibidas ante el gusto y la vista de los amantes de los destilados tradicionales.
Ubicada en el valle de O Rosal, en la desembocadura del río Miño, reconocido por su microclima ideal para la actividad vitivinícola, nuestra destilería destaca por la obtención de licores a partir de bagazo de uva Albariño y otras variedades. Además, una combinación precisa de hierbas, frutas o café, en su caso, hacen de cada licor un producto sublime, de color y sabor diferenciados, digestivos y muy apreciados en nuestra rica y variada gastronomía.
Nuestras modernas instalaciones definen el carácter de una destilería cuyo principal objetivo es el reconocimiento y aprecio de un destilado de calidad por parte los paladares más exigentes.

 

Elaboración

La destilería Pazo Valdomiño representa el equilibrio perfecto entre el respeto por la tradición y la adaptación a las nuevas tecnologías, dando como resultado aguardientes y licores de gran calidad que no dejan de sorprender a los más inquietos paladares.

Nuestro meticuloso proceso de elaboración comienza cada septiembre con la cuidada selección del bagazo, procedente exclusivamente de bodegas amparadas a la D.O. Rías Baixas, siendo el 95% bagazo de Albariño y un 5% de otras variedades locales tales como el Loureiro, Caíño Blanco…
Tras esta recolección, tiene lugar el proceso de fermentación natural que transforma los azúcares en alcohol y cuya duración está en torno a los veinte días.
Una vez fermentando, comenzamos la destilación propiamente dicha (que puede ser doble o triple), mediante un avanzado Sistema de Arrastre de Vapor.

En la segunda destilación separaremos los distintos vapores dependiendo de su grado de calidad. Los primeros vapores, denominados cabezas, se desechan por su alto contenido en acetatos y etanales. La siguiente fase es la que produce los corazones y está destinada a la elaboración de nuestros aguardientes.
Los últimos vapores condensados, llamados colas, se redestilan por su bajo grado alcohólico y presencia de impurezas, tales como el metanol.

Elaboración de los licores

Nuestros licores son obtenidos a partir de la maceración, que consiste en la separación de los componentes solubles de las mejores hierbas y frutas, dejándolas en reposo en el aguardiente durante varios meses.
Es parte fundamental este minucioso proceso de selección, ya que otorga una gran singularidad y tipicidad a nuestros productos, además de garantizar una amplia riqueza de aromas y un alto grado de calidad.